lunes, 20 de julio de 2009

DC-4 aeronavales - Momentos destacados

Nacido en 1935, originalmente diseñado para el transporte de pasajeros, el modelo inicial designado Douglas DC-4E era más sofisticado, más grande, con tres derivas y con una cabina presurizada para 53 pasajeros que lo asemejaba al Lockheed Constellation. Luego de las pruebas iniciales a mediados de 1938, de decidió que era económicamente inviable, entonces fue rediseñado pasando a tener deriva simple, se achicaron las dimensiones y se cambiaron los motores por cuatro Pratt & Whitney R-2000 de 1200 hp.

foto Wikipedia

Pero el destino del ahora DC-4 cambió abruptamente con la Segunda Guerra Mundial, cuando el gobierno norteamericano incautó todos los aviones que se encontraban en producción y asi pasó a ser el C-54 Skymaster. Gracias a la “militarización” su construcción se aceleró y resultó siendo un éxito, realizando miles de vuelos cargueros y de transporte de tropas.

Un interesante récord lo realizó en Septiembre de 1947 un Douglas C-54D-1-DC de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos registrado como 42-72461, cuando despegó de Terranova (Curphey) y aterrizó en el Reino Unido (RAF Brize Norton) en forma totalmente automática, es decir que en ningún momento el comandante de la aeronave tuvo que intervenir.

Luego de la Segunda Guerra Mundial muchos aviones quedaron como excedentes y varios países comenzaron a incorporarlos. Argentina no fue la excepción y como muchos otros modelos, se importaron varios ejemplares en los ámbitos civil y militar.

El primer C-54 que adquirió la Aviación Naval llegó el 7 de junio de 1947 y fue registrado como 0189 / 2-Gt-1. Llegó en vuelo ferry desde Burbank, California, con tripulación argentina. En total se incorporaron siete aviones, todos ellos provenientes de exedentes de la US Air Force, aunque reacondicionados por una empresa privada.


Uno de los vuelos más memorables lo realizó el avión matriculado 2-Gt-1, cuando el 13 de diciembre de ese mismo año 1947 partió desde la Estación Aeronaval Comandante Luis Piedrabuena (Provincia de Santa Cruz) al mando del Contraalmirante Gregorio Portillo en lo que fue el primer vuelo aeronaval argentino a la Antártida desde el continente y primer cruce en vuelo del pasaje de Drake, del Círculo Polar Antártico y penetración del territorio antártico.

conocida foto del Clte. Portillo y su tripulación, tomada antes de la expedición aérea a la Antártida (1947)

En 1948 el 2-Gt-2 realizó un viaje a España, siguiendo la ruta Morón – Caravelas – Natal – Dakar – Casablanca y finalmente Sevilla.



El 2 de abril de 1949 el CTA-2 aterrizó por primera vez en Río Grande, parte de un vuelo exploratorio para luego incorporar estos aparatos a las filas de Transportes Aeronavales, cumpliendo el servicio denominado “Coy” hasta la ciudad de Ushuaia.

Entre agosto y septiembre de 1949 los Douglas C-54 participaron en vuelos de ayuda a los damnificados por un terremoto en Ambato, Ecuador, los aviones matriculados CTA-1, CTA-2 y CTA-3 operaron entre Guayaquil , Quito y Ambato.

Durante aproximadamente la primer década de servicio, los aviones eran enviados a EE.UU. para efectuarles mantenimiento mayor y cambio de motores. El primero de estos vuelos logisticos ocurrió en 1950, y se sucedieron a razón de uno por año.

El 29 de febrero de 1956 el 4-T-2 al aterrizar en Ushuaia por la pista 16 (que estaba en reparaciones) impacta contra unos montículos de tierra y arranca de cuajo un ala, no hubo heridos entre los 56 pasajeros, a pesar del incendio desencadenado por el desprendimiento del plano. Mas tarde ese año, otro DC-4 (CTA-4) se pierde en un accidente en Comodoro Rivadavia.

En diciembre de 1957, con motivo de las Bodas de Oro de YPF, el entonces presidente de la Nación Alte. Isaac Rojas viaja a Comodoro Rivadavia para asistir a los actos principales. El CTA-1 se convierte en transporte presidencial, aunque por un breve lapso, pues debido a problemas de motor, deben aterrizar en Carmen de Patagones (pcia. de Buenos Aires) donde el Douglas queda enterrado en la pista y la comitiva debe continuar viaje en otro avión.

En 1958 los aviones CTA-1 y CTA-2 participaron en la búsqueda del remolcador ARA “Guaraní” sobrevolando una amplia zona de la Isla de Tierra del Fuego, Islas Malvinas y Pasaje de Drake.

El 15 de junio de 1959 el C-54 matriculado CTA-2 participó de la búsqueda y finalmente halló en el Islote Larsen (Antártida) a una patrulla del Ejercito que se había extraviado.

El 18 de diciembre de 1961, nuevamente el avión CTA-2 da apoyo a los Douglas DC-3 CTA-12 y CTA-15 que realizaron el recordado vuelo hacia el Polo Sur al mando del Comandante Capitán de Fragata Hermes Quijada.

El 3 de abril de 1963, durante las acciones bélicas entre bandos militares denominados "Azules" y "Colorados", durante la presidencia de Guido, en la Base Aeronaval Punta Indio el 0290/CTA-2 es alcanzado por la explosión de una bomba, incendiándose y destruyendose totalmente. El mismo día tambien se destruyeron un DC-3 y varios Panther; de hecho se comenta que el interior del DC-4 estaba lleno de repuestos de los Grumman Panther que estaban a punto de ser trasladados a Cdte. Espora.

En marzo de 1964, los aviones cambian nuevamente de identificación utilizando el prefijo 5-T, al dejar de depender del Comando de Transportes Aeronavales (CTA) y crearse la Escuadrilla Aeronaval de Transporte bajo la órbita de la 5º Escuadra Aeronaval. Se contó inicialmente con dos aviones C-54, aunque poco después solo quedaría uno en servicio.

El 26 de junio de 1964, el aparato matriculado 5-T-2 realizó un aterrizaje de emergencia cuando cumplía un vuelo de Transportes Aeronavales entre Ushuaia y Ezeiza con 64 personas abordo (54 pasajeros y 10 tripulantes). La máquina había hecho escala en Río Gallegos y partió a las 12.30 horas, pero al poco tiempo y debido a la formación de hielo en las alas deben aterrizar en un campo helado desprendiéndose las hélices de uno de los motores que impactaron contra el otro motor y el fuselaje. El avión quedó a 1.5 kilómetros del aeropuerto y en el descenso, destruyó el tren de aterrizaje y las tres hélices restantes. No hubo víctimas fatales, sólo tres heridos leves, aunque el malogrado avión sufrió daños irreparables.

A principios de los sesentas, los aviones fueron actualizados y todos los sobrevivientes recibieron radar meteorológico, cambiándose la forma de la trompa o nariz.

En 1965 se incorporaron dos aviones adicionales, el vuelo ferry fue realizado siguiendo la ruta Marana-Davis Monthan AFB, Acapulco, Howard AFB (Panamá), Tocumen, Lima y Ezeiza. Estos aparatos ya venían con radar incorporado y tenían equipo mas moderno. Con estos, se elevó a tres el numero de C-54 en la escuadrilla, los que se mantuvieron hasta los años 70's.

Los Douglas Skymaster también realizaron numerosos vuelos glaciológicos, uno de ellos se realizó el 2 de agosto de 1965 a cargo del CTA-5 conducido por el Capitán de Corbeta R. Ambrossio. Posteriormente los Douglas fueron relevados en estas tareas por los mejor equipados Lockheed P2V Neptune.



El 17 de noviembre de 1967, el 5-T-5 sobrevoló la Antártida, apoyado por el Grumman Albatross 4-BS-2. Estos vuelos ahora casi rutinarios, insumían en aquella época mucha planificación por parte de las tripulaciones, sumados al apoyo de buques y otros aviones dada la falta de ayudas radioeléctricas. Además del combustible, se debían preveer varios lugares de aterrizaje alternativo y las condiciones climáticas sin un pronóstico preciso, entre otros muchos factores.

El 18 de julio de 1968 el 5-T-3 realizó un vuelo de asistencia sanitaria arrojando víveres y equipo a un herido en una base científica británica en la Antártida. El comadante Capitán de Fragata Jorge Irigoin, al regreso aterrizó en la Base Aeronaval Comandante Espora.

En 1969, el 5-T-5 participó en la operación antártica “Operación Otter Dos” dando apoyo al cruce del De Havilland DHC-6 Twin Otter (1-F-1) hacia la Estación Aeronaval Petrel.



En abril de 1970 un Douglas C-54 realizó un puente aéreo entre el continente (Río Gallegos) y la Isla de Tierra del Fuego (Río Grande) al cerrarse la frontera chilena por un brote de fiebre aftosa, transportando 15 toneladas por vuelo.

Los aviones navales realizaron también todo tipo de servicios, hasta vuelos chárters. Uno de ellos sucedió el 23 de septiembre de 1966 cuando el 5-T-2 trasladó a Bahía Blanca al plantel completo de River Plate; otro traslado se realizó el 11 de octubre de 1974 cuando el 5-T-40 trasladó a la ciudad de Salta a un colegio que participó del VII Congreso Eucarístico Nacional.

Finalmente en la primavera de 1975, el último Douglas C-54 o "dececuatro" (como se lo llamó en la Aviación Naval), emprendió su último vuelo desde la Base Aeronaval Punta Indio, despegando con tres motores, con rumbo 180º (directo al sur), pero su destino final era la Base Aeronaval Comandante Espora. Originariamente este último aparato estaba destinado para el museo todavía a crearse, por eso se cambió su matrícula por la de 2-Gt-1, que fue la identificación del primer avión naval en cruzar el Pasaje de Drake, y aterrizar en la Antártida.



Por razones que se desconocen el museo no se gestó, y el avión fue abandonado en el Taller Aeronaval Central, permaneciendo hasta aproximadamente 1983, año en que fue totalmente desguazado y vendido como chatarra.

Algunos años después, el Museo de la Aviación Naval inició los tramites para incorporar un ejemplar en condiciones de vuelo, que sería canjeado por un A-4Q Skyhawk. Se trataba del C-54D msn 10741 (matrícula N67062) que estaba almacenado en Marana (EE.UU.). Aunque las negociaciones estaban bastante avanzadas, finalmente no se concreto la operación, y el avión en cuestión descansa hoy en el March AFB Museum (foto en Airliners.net).

Estos aviones acumularon más de 100.000 horas de vuelo y realizaron aproximadamente 100 cruces del Paso de Drake en sus vuelos a la Antártida. Durante sus ultimos años, allá por los comienzos de los 70's se podía ver al ultimo DC-4 (bautizado "Río Matanza") compartiendo la plataforma de Ezeiza con los Lockheed Electra, hasta que finalmente fue reemplazado por este.

Breve detalle de las Aeronaves


0189/2-Gt-1

C-54A-DO, msn 3087 line 29, ex USAF 41-37296, característica naval 0189 matrícula inicial 2-Gt-1, matrícula final 5-T-2. Incorporado el 07-jun-47, accidentado en Río Gallegos el 26-jun-64.


0277/2-Gt-10

C-54A-DC, msn 10301 line 32, ex USAF 42-72196, 0277 / 2-Gt-10, 4-T-2. Incorporado el 10-oct-48. Accidentado el 29-feb-56 en Ushuaia.




0283/2-Gt-11

C-54A-15DC, msn 10385 line 116, ex USAF 42-72280, 0283 / 2-Gt-11, matrícula final 4-T-3. Incorporado el 14-nov-48. Accidentado en Comodoro Rivadavia, baja en 1956.


0290/2-Gt-12

C-54A-DO, msn 3093 line 35, ex USAF 41-37302, 0290 / 2-Gt-12, finalmente fué CTA-2. Incorporado el 30-oct-48. Destruido el 03-abr-63 en la B.A.P.I.



0297/2-Gt-21

C-54A-1-DO, msn 7454 line 62, ex USAF 42-107435, 0297 / 2-Gt-21, última matricula 5-T-40. Bautizado "Río Matanza". Incorporado el 27-dic-48. Ultimo Skymaster en volar. Dado de baja en feb-76 y desguazado hacia 1983 aproximadamente.


0539/5-T-2

C-54E-10-DO, msn 27324 line 270, ex USAF 44-9098, 0539 / 5-T-2, 5-T-5. Incorporado el 03-dic-65. Baja el 05-feb-74.


0540/5-T-3

C-54E-1-DO, msn 27274 line 220 ex USAF 44-9048, 0540, 5-T-3. Incorporado el 07-feb-65. Accidentado el 02-mar-73 en Ushuaia. Baja oficial el 21-nov-73.



Fuentes:

Diario “La Nueva Provincia”, Revista Mach 1, “Historia de la Aviación Naval” Tomos 1 y 2 Pablo Arguindeguy, “Aviación Naval Argentina” SS & CC Ediciones, “DC-4 Production List” John & Maureen Woods, “Apuntes de Aviación de Ushuaia” Jorge Vrsalovic, Apuntes de Fernando Jara y Gonzalo Carballo.

Perfiles:

G. Carballo

4 comentarios:

walter dijo...

EXCELENTE CÓMO SIEMPRE! Un breve comentario: eran intenciones del Brigadier Civati Bernasconi que los aviones navales de la epopeya al polo descansen en un mismo museo de aeronáutica...cómo siempre, no prosperó (ver entrada del blog del MNA Morón discurso inauguración del MNA AEP)
Un Abrazo!

Walter M. Bentancor

Linea ALA dijo...

Gracias Walter!!!.

atte.
Gonzalo Carballo
linea-ala.blogspot.com

Loud and Clear is not Enough dijo...

Estimados,

Pido mil disculpas por publicar algunas imágenes suyas sin autorización o dar créditos, el blogg era privado y lo abrí hace poco para dar libre acceso, a la información que allí reúno, a mis amigos personales.

El tema que me trae es el siguiente, analizando las production list de Douglas, encuentro no 7 sino 8 Skymaster en la Armada Argentina.
Aparentemente el 5-T-40 no sería el c/n 7454 sino el c/n 10402, USAAF 42-72297, ex LV-XGD de FAMA.

Por otro lado, el 5-T-5 no sería el c/n 27324 sino el c/n 3087.

Tal vez todas sean correctas, la duplicación de matrículas en la Fuerzas es una vieja costumbre.

Consultado al Instituto Aeronaval, hasta ahora no obtuve respuesta.

Considero este tema más que interesante para discutirlo por este medio o tal vez en algún foro a fin de esclarecer los historiales de estas aeronaves.

Loud and Clear is not Enough dijo...

Saludos, muy buen blogg.