martes, 9 de agosto de 2011

A 15 años de un accidente


En un día como hoy, pero de Agosto de 1996, se perdía en un accidente el Twin Otter LV-LNY, perteneciente a la empresa TAPSA (Transportes Aéreos Petroleros SA). Había sido fabricado por de Havilland Canada en el año 1969 con el msn.171, y originalmente perteneció a la Armada Argentina, antes de ser adquirido por la empresa nacional Yacimientos Petrolíferos Fiscales en 1973.

El vuelo de ese día se había originado en Cutral-co, con escala en Rincón de los Sauces y regreso al punto de origen, ambas localidades en la provincia del Neuquén. Como sucesora de la división aérea de YPF, TAPSA tenía a su cargo el transporte de los operarios de los pozos y campamentos petroleros de casi toda la Patagonia y contaba para ello con una variada y pintoresca flota de aeronaves de mediano porte, como los Aerocommander, Arava, Twin Otter (series 200 y 300), un solitario SF340A y dos Pilatus Porter.


En esa oportunidad el avión volvía vacío, situación que contribuyó a que afortunadamente no se produjeran victimas, mas allá de las heridas a su dos tripulantes, a pesar que los daños fueron grandes, como se evidencian en las fotografías.


Era común en esa época que al regreso de los varios servicios de la jornada, las tripulaciones se tomaran un "descanso" y disfrutaran del vuelo a bajo nivel por los campos neuquinos, como quien dice peinando guanacos. Algo parecido sucedió ese día, cuando volaban dentro de un cañadón, en la zona del cerro Auca Mahuida (de hecho es un volcán apagado) cuando, según el informe de la junta se produjo el impacto del ala izquierda contra la ladera del cañadón, al intentar evitar un cerro adelante, con la consiguiente pérdida de control y golpe contra el suelo. El impacto fue tal que el ala se arranco completa y la trompa del avión quedo irreconocible.

Luego de las pericias, los restos fueron liberados y un equipo de tres mecánicos de la empresa se acercaron al lugar, donde desarmaron al desdichado "Twin" y lo trasladaron de vuelta a Cutral-co, donde tenía su base. Por el estado de los mismos, poco fue lo útil que se pudo rescatar, pero el fuselaje y una de las alas permanecieron en el aeropuerto por varios años mas.



nota relacionada Los Twin Otter de YPF


agradecimientos: a Natalia Ramos, y a su padre Osvaldo Ramos

1 comentario:

NATY dijo...

Gracias a ustedes por tenerme en cuenta... y por sobre todas las cosas por mantener vivo el recuerdo. Mi viejo también estaría agradecido de esto, me genera una gran emoción, un abrazo grande gente y felicitaciones por el trabajo que hacen.