jueves, 31 de julio de 2014

Los nombres de LAPA

-En primer plano el "Sirius". LAPA dominando la escena de Aeroparque-
Tiempo atrás, publicamos un trabajo titulado Los nombres del Cóndor, en la cual se daba cuenta de la feliz idea de identificar las aeronaves de la flota de una empresa más alla del registro con nombres. En algunos casos siguiendo una regla temática y otros de manera meramente casual. La empresa Líneas Aéreas Privadas Argentinas (LAPA), inició sus actividades en 1977, y su flota original estuvo compuesta por aviones Swearingen Metro II. No todos recibieron nombres, y a saber de los tres el LV-MDD - cn. TC-238- fue bautizado como "Ciudad de Buenos Aires" el 23Ene78 en la ciudad de Pehuajó.
Dos años más tarde la empresa adquirió tres NAMC YS-11A-309 procedentes de Austral. En este caso los tres portaron nombres, el LV-JII -cn. 2086-  fue bautizado “Ciudad General Roca”; el LV-JIJ - cn. 2087- “Libertador General San Martín” y el LV-JLJ -cn. 2088- recibió el nombre “Pcia. De Buenos Aires”. EL LV-JLJ, al recibir la nueva coloración, había perdido el nombre que supo ostentar
En 1980, LAPA sumó dos modernos Short 330-100, los cuales recibieron dos nombres emblemáticos de la aeronáutica argentina. El LV-OJG  -cn. SH-3056 -  lucía el nombre "Pampero"; en referencia al globo aerostático utilizado por los promotores de la aviación argentina. Mientras que el LV-OJH -cn. SH-3057 - fue nombrado "Jorge Newbery" pionero de aviación nacional. Cuando en 1987 se implementó una nueva imagen sobre los fuselajes, los nombres no volvieron a hacerse presente en los aviones.
Desde Feb87, LAPA introdujo a sus filas dos bien probados SAAB 340A, los cuales no sólo no emplearon nombre alguno, sino tampoco registro nacional.
En 1993, LAPA, entró en la era jet con la incorporación de un Boeing 737. A partir de allí se lanzó a la caza de una porción importante del mercado aerocomercial, por lo que pronto otras aeronaves se sumaron. Con la adición de sucesivos tipos de aviones Boeing la recepción de nombres se tornó más regular, siendo empleados nombre de estrellas en la identificación de las naves.
Con una desatada promoción de su actividad, atada a la ambición por crecer y darse a conocer, LAPA intentó en cada una de sus engrosamientos de flota o rutas efectuar algún tipo de ceremonia, en la cual muchas veces coincidía con el bautismo de alguna aeronave.
Casi tres años después de su llegada a la flota de LAPA, la aeronave LV-VGF Boeing 737-2M6(A) -cn. 21138/422-, recibió el nombre "Altair", correspondiente a la estrella más brillante de la constelación de Aquila.
La segunda aeronave en ser bautizada; LV-WFX Boeing 737-2P6(A) -cn. 21357/497- llevó por nombre "Adhara". Una estrella de la constelación Canis Major; una de las más brillantes del cielo nocturno.
La aeronave LV-WJS Boeing 737-2S3 -cn. 22278/646-, fue bautizada como "Antares", la más brillante de la constelación de Escorpio. En el país un Caravelle de Aerolíneas Argentinas, -LV-III-,  había ostentado el presente nombre.
Cuando llegó el primer Boeing 757-2Q8, LV-WMH  -cn. 26332/688-, este recibió el nombre "Sirius" denominación latina de Sirio, la estrella más brillante de todo el cielo nocturno vista desde la Tierra, situada en la constelación del hemisferio celeste sur Canis Maior. Se trata en realidad de una estrella binaria. El bautismo de la nave contempló una ceremonia en la que asistieron las principales autoridades nacionales del momento. Al igual que en el caso del LV-WJS, el presente nombre había sido utilizado en un Caravelle de Aerolíneas Argentinas  -LV-HGY-.
La flota seguía creciendo, al LV-WPA Boeing 737-2T4C -cn. 23065/989-, se lo bautizó como "Canopus" la estrella más brillante de la constelación de Carina. Esta denominación había sido utilizada en un Boeing 707 de Aerolíneas Argentinas -LV-JGR-.
"Vega"; es la principal estrella de la constelación de la Lira. Se considera una estrella relativamente cercana, a solo 25 años/luz de la Tierra. Este fue el nombre utilizado en el malogrado LV-WRZ Boeing 737-204C -cn. 20389/251-, accidentado en Aeroparque Jorge Newbery, en la noche del 31Ago99.
Como en cada regla impuesta siempre surge una excepción. En este caso la irrupción del nombre "Anillaco" en Ago97 rompió de lleno la hegemonía de los nombres de estrellas. Eefectivamente, este Boeing 757-2Q8 , LV-WTS -cn. 25131/458-, llegó en medio de una pomposa ceremonia a la que había concurrido autoridades de las altas esferas de la política. El presidente de LAPA, Gustavo Andrés Deutsch narraba con posterioridad al acontecimiento "El presidente Menem me había desafiado a ponerle el nombre de su pueblo natal, y yo recogí el guante". De esta manera un pequeño pueblo de La Rioja, trascendió al ámbito aeronáutico por segunda vez en la administración Menem. (La primera había sido la construcción de una pista de grandes dimensiones para uso personal del mandatario).
El tema dio para más, el 21Ago98, en oportunidad de celebrar el vuelo inauguración a Montevideo, LAPA organizó un ágape en el aeropuerto de Carrasco, con la presencia de importantes funcionarios uruguayos y argentinos, así como empresarios del sector. En esa ocasión, Deutsch se permitió bromear sobre el nombre del nuevo avión:"Al anterior avión que compramos, lo bautizamos Anillaco. A éste, ya no le puedo poner "Re-reelección". Quizás, habría que ponerle Chupete I, ¿no?" -en relación a Fernando De la Rua-.
LAPA anunció que un importante número de Boeing 737-700 se sumarían a su flota. El primero de ellos, LV-YYC Boeing 737-7Q8 -cn. 28210/22-, fue bautizado "Polaris" el 15Ene99. El nombre hacía referencia a la estrella más brillante de la constelación de la Osa Menor, también llamada Estrella Polar o Estrella del Norte. De gran importancia en la historia de la navegación.
En Feb99 fue el turno del LV-ZHX Boeing 737-76N -28577/124-, que llevó por nombre "Borealis", una pequeña constelación boreal cuyas principales estrellas forman un arco semicircular.
LAPA eligió el ámbito de la realización de la feria aeronáutica ASSA 99, celebrada en Morón, para bautizar el 21Abr99 una nueva aeronave. El  LV-ZON Boeing 737-7Q8 -cn. 28219/183-, tomó por nombre "Regulus", la estrella más brillante de la constelación de Leo.
Seguidamente el LV-ZRC Boeing 737-76N -cn. 29904/347- recibió por nombre "Bellatrix", la tercera estrella más brillante de la constelación de Orión.
El 15Ago2000 en Bahía Blanca se bautizó la máquina LV-ZRP Boeing 737-76N -cn. 29905/372- como  "Polux", estrella perteneciente  a la constelación de Géminis.  En la ceremonia del mismo estuvo presente el presidente de la empresa, el intendente de la ciudad, y diversas personalidades convocadas. 
Finalmente la aeronave LV-ZSJ Boeing 737-76N -cn. 28609/417- llevó por nombre "Centaurus", extensa constelación que se encuentra al norte de Crux y en el extremo norte de la Vía Láctea. Rodea la Cruz del Sur formando una de las más ricas y hermosas constelaciones del cielo. El resto de las aeronaves que volaron con la empresa, no recibió nombre alguno, incluso la aeronave de mayores dimensiones: un Boeing 767 -LV-ZPL-. Tal vez porque la debacle económica no dio tiempo para más.
Pero no todo quedó en LAPA. Flight Levels, es una empresa que desde 1987 estuvo vinculada con la empresa argentina, en sus inicios, le supo proveer en alquiler al menos un Embraer 110 Bandeirante; y un Short 330. Ninguno de ellos supo lucir nombre alguno. Lo cierto es que Flight Levels en el tiempo poseyó algunas aeronaves VIP que volaron en Argentina, las cuales portaban la decoración de los aviones de LAPA, aunque sin títulos de grandes dimensiones. En tal caso, las siglas de la transportista se reflejaban en diminutas proporciones. El primero de estos aviones fue el Falcon 50 N70FL -cn. 188-, que no presentó nombre alguno. Tampoco el Cessna 560 Citation Ultra LV-WIJ, -cn. 560-0265-, aparato que posteriormente fuera comercializado en Estados Unidos. Ni tampoco el Beechcraft 300LW Super King Air, cn. FA-221 - LV-WLT. Sin embargo con la incorporación de N961EX, un Dassault Falcon 900EX  -cn. 61 -, este portó el nombre "Southern Star". Seguidamente se recreó el registro N70FL, esta vez en un  Dassault Falcon 7X -cn. 7-, que llevó por nombre "Southern Star II".  Tal vez en algún momento, alguna empresa recree la buena costumbre de bautizar las aeronaves. Que como en otra oportunidad hemos manifestado es un buen sentido de vincularse con el público usuario.

 
Compartimos este excelente artículo publicado por Roll Out!

Aprovechamos la oportunidad y agregamos una foto que ilustra el bautismo del LV-ZRP en Bahía Blanca, imagen escaneada del Diario La Nueva Provincia del 16ago2000.




Agradecimientos: Carlos Abella