domingo, 30 de agosto de 2009

Primeros vuelos Jets al sur

El De Havilland Comet 4 LV-PLM luego fué matriculado LV-AHN

Con el anuncio de la prolongación de la pista del Aeroparque de la ciudad de Buenos Aires, hecho que ocurrió el 1 de abril de 1959 y con la incorporación de los primeros De Havilland Comet 4, Aerolíneas Argentinas, aparte de afectarlos a los servicios internacionales, estaba en condiciones de utilizarlos en algunos servicios regionales y de cabotaje.

Uno de los primeros aterrizajes en estas latitudes de un jet, ocurrió de manera fortuita cuando el Comet 4 LV-AHN “Las Tres Marías” descendió en las pistas de la Base Aeronaval Comandante Espora (B.A.C.E.), por razones meteorológicas el aparato no pudo descender en Ezeiza y lo hizo en la pista que la Aviación Naval posee en Bahía Blanca (VER LINEA ALA).


Otro vuelo pinonero ocurrió el 2 de marzo de 1962 cuando el Caravelle LV-HGX “Aldebarán” realizó el primer servicio a la ciudad de San Carlos de Bariloche, arribando a ese aeropuerto a las 12.20 con pasaje completo, el aparato había partido del aeropuerto de Ezeiza. Los vuelos se cumplirían los días lunes, miércoles, viernes, sábados y domingos.

Este vuelo fué meramente experimental, ya que hubo que esperar hasta 1963 para que Bariloche fuera atendida en forma regular por Jets.

No olvidemos que la incorporación de los aviones Caravelle se debió precisamente a la necesidad de utilizarlos en servicios regionales y de cabotaje.

Simultáneamente, la empresa anunciaba servicios a la ciudad de Comodoro Rivadavia con aparatos De Havilland Comet 4 con cinco frecuencias semanales los días lunes, martes, miércoles, sábado y domingos.

El 9 de mayo de 1962, el Comet 4 LV-AHN “Las tres marías” tripulado por Reinaldo Daintree (ex piloto de la Segunda Guerra Mundial, -Ronnie Daintree-), estableció un récord entre Comodoro Rivadavia y Buenos Aires empleando solamente 1 hora y 39 minutos, cuando el tiempo de vuelo normal entre estas dos ciudades era de 2 horas.


El Caravelle VI N LV-HGX en Aeroparque 1973


El 18 de julio de 1962 se presentó en Bahía Blanca el Caravelle, el LV-HGY aterrizó en la pista 16-34 de la Base Aeronaval Comandante Espora (VER LINEA ALA), el aparato regresaba desde Comodoro Rivadavia hacia Buenos Aires (Ezeiza) y realizó una escala intermedia en Espora.

Con la llegada del tercer Caravelle anunciada el 29 de octubre de 1962 Aerolíneas Argentinas estaba en condiciones de servir a partir de 1963 vuelos regulares a Bariloche y Comodoro Rivadavia.

Si bien los servicios regulares en Jet a Bahía Blanca no se iniciarían en breve, gracias a la pista que tenía la Base Aeronaval Comandante Espora la ciudad seguía recibiendo a los jet; de todas maneras los aterrizajes eran excepcionales.

El 27 de junio de 1964, nuevamente Espora fué visitada por otro Caravelle de Aerolíneas Argentinas, cuando el avión matriculado LV-HGX que cumplía el vuelo AR-644 haciendo el servicio entre el Aeroparque y Comodoro Rivadavia tuvo que descender ya que las condiciones meteorológicas no eran las adecuadas en la ciudad de destino.

En diciembre de 1966 se terminó el aeropuerto “Luis Candelaria” de la ciudad de San Carlos de Bariloche, y las instalaciones fueron inauguradas por el nuevo Boeing 707-387 que Aerolíneas Argentinas incorporaba para sus servicios intercontinentales.

Otro aterrizaje fortuito de un jet en Bahía Blanca se produjo el 20 de febrero de 1967 cuando el Caravelle LV-III no pudo proseguir hacia Comodoro Rivadavia por las condiciones meteorológicas y descendió en Espora.

El 3 de octubre de 1967 descendió por primera vez el De Havilland Comet 4 en la ciudad de Neuquén.


Sin dudas la intensificación de los servicios Jet al sur se produjo cuando la empresa Austral Líneas Aéreas incorporó el Bac One Eleven, los servicios de esta companía estaban orientados a servir solamente a la Patagonia.

El Bac One Eleven 420EL LV-IZR fué el primero de Austral en volar al sur.


El 1 de noviembre de 1967 el primer Bac One Eleven 420EL de Austral Líneas Aéreas, matriculado LV-IZR, llegó a la ciudad de Bahía Blanca, aterrizó en la pista 16-34 de Espora, recordemos que el viejo aeropuerto de Villa Harding Green no estaba en condiciones de recibir a los jets.
Ese mismo día el avión fué presentado en Neuquén, San Carlos de Bariloche, Comodoro Rivadavia y Río Gallegos y a partir de 15 de noviembre comenzaron los servicios regulares.

En diciembre de 1967, Aerolíneas Argentinas para “competir” con Austral incorporó los Comet 4 en los servicios a Bariloche, complementando a los Caravelle, si bien eran aviones a reacción, nada tenían que hacer al lado del modernísimo Bac One Eleven, que era un avión de la segunda generación de reactores (junto a los Boeing 737 y Douglas DC-9).

El 27 de enero de 1968 el flamante Bac One eleven LV-IZS a cargo del Comandante Fernández realizó un vuelo récord entre San Carlos Bariloche y Aeroparque al unir las dos ciudades en 1 hora 39 minutos (tiempo normal de vuelo 2 horas 5 minutos).

Para tener sus servicios jets, Bahía Blanca debió esperar hasta mediados de septiembre de 1968, gracias a un convenio firmado entre Austral Líneas Aéreas y la Armada Argentina para el uso de la pista de la base aeronaval. Los vuelos debían comenzar el 15 de septiembre.

Al demorarse el comienzo de los servicios jet, el 1º de octubre de 1968 Austral se vió obligada a suspender todos sus vuelos a la zona al desprogramar definitivamente a los Douglas DC-6. Los NAMC YS-11 y Bac One Eleven no podían operar en las destruidas pistas del viejo aeródromo de Villa Harding Green.

Finalmente el 24 de octubre el Bac LV-IZR al mando del comandante Santiago Posadas y copiloto Roberto Wilkinson cumplió el primer servicio jet regular a Bahía Blanca operando desde la Base Aeronaval Comandante Espora, el avión había partido desde el Aeroparque de Buenos Aires, hizo escala intermedia en Bahía y partió rumbo a Comodoro Rivadavia, cumpliendo el vuelo AU-808/809.

Aerolíneas Argentinas recién inició sus servicios regulares en jet el 29 de octubre de 1968 cuando aterrizó el Caravelle LV-HGX “Aldebarán”, los vuelos en jet se programaron para los días martes y sábados teniendo a Bahía Blanca como escala intermedia de los vuelos a Comodoro Rivadavia y Río Gallegos.

El 1 de abril de 1969 Aerolíneas Argentinas anunció el inicio de los vuelos jets a Trelew mediante los aviones Caravelle, vuelo AR-660/661 Aeroparque – Trelew – Comodoro Rivadavia y regreso.

Para marzo de 1969 Aerolíneas Argentinas cumple sus servicios de cabotaje de más largo recorrido con aviones Comet 4 en su vuelo Buenos Aires – Bahía Blanca – Comodoro Rivadavia y Río Gallegos.

Con motivo de la desprogramación definitiva del Comet 4 en sus servicios internacionales, a partir de septiembre de 1969 los aviones se afectaron a su uso intensivo en los vuelos de cabotaje siendo utilizados en los siguientes servicios: Aeroparque – Bahía Blanca – Neuquén (lunes y viernes); Aeroparque – Bahía Blanca – Comodoro Rivadavia – Río Gallegos – (con cambio de avión) Ushuaia, los días jueves y domingos; Aeroparque – Bahía Blanca (lunes y viernes), Aeroparque – Bahía Blanca – Río Gallegos – Punta Arenas (con cambio de avión), los días (martes y viernes).

Ya con la incorporación de los Bac One Eleven 500 (Austral) hacia fines de 1969, de los Boeing 737-287 (Aerolíneas Argentinas) a principios de 1970 y del Fokker F-28 a mediados de los setenta (LADE, Aerolíneas Argentinas), y la desprogramación definitiva de los AVRO 748 (1975), los servicios jet al sur fueron “cosa de todos los días”.


Fuentes: Diario La Nueva Provincia.

Gonzalo Carballo

1 comentario:

Kristian Sagia dijo...

¿Sabe usted si otros Comet tenían un nombre LV-AHN fue las tres marias,LV-AHU ?,LV-AHO ? LV-AHP? LV-AHS ? LV-AIB?
Necesito esta información para un artículo sobre Aerolíneas Argentinas voy a publicar en mi blog de http://utopiaairport.blogspot.com
su blog es muy interesante para mantener viva la memoria de la aviación civil y commercia en Argentina
Muchas gracias por su ayuda
(esta es una traducción del Inglés de google)
Kristian