miércoles, 30 de septiembre de 2020

nueva publicación

 

El F4U-5 Corsair sería el último caza naval a hélice construido para la US Navy. Era una versión mejorada del F4U-4, con la incorporación de la última tecnología del momento. El potente motor R-2800-32W estaba equipado con un sistema turbo compresor automático, con posibilidad de inyección de agua-metanol que incrementaba la potencia. El prototipo (BuNo27296) realizó su primer vuelo el 21 de Diciembre de 1945. Se construyeron solamente 223 ejemplares Derivando el F4U-5N para caza nocturna (214 aviones), el F4U-5NL (101 aviones) adaptado para operar en clima frio en el frente coreano y el F4U-5P de reconocimiento(30 aviones). El Corsair intervino desde mediados de 1950 en la guerra de Corea, tanto con la US Navy (escuadrones VC-3 y VC-4) como con el US Marines desde bases aéreas en el frente. Fue empleado principalmente como avión de ataque y caza nocturno. Hacia 1951 fue complementado por los bimotores Grumman F7F-3N Tigercat y desde 1952 reemplazado por los reactores Douglas F2D Skynight. Sin embargo el Corsair superaba al Tigercat en siete de trece parámetros operativos. En tanto que el Skynight adoleció de una disponibilidad operativa muy baja.

 


Se ha descalificado sin mayor fundamento al Corsario, de la Aviación Naval como chatarra. Sin embargo el lote de aviones F4U-5N/-5NL acababan de tener una revisión en  la US Navy,  en tanto que los F4U-5 fueron objeto de una profunda recorrida con la instalación de componentes  nuevos o en condiciones 0 hora A nivel regional se utilizaban aviones aviones a hélice P-47D Thunderbolt (Chile) y reactores DH Vampire(Chile), Lockheed F-80(Brasil, Chile, Uruguay)y Gloster Meteor (Argentina, Brasil). El Corsario tenia una velocidad máxima inferior al Shooting Star por ejemplo, pero los superaba en otros aspectos como ser radio de acción, armamento,etc. La mayor ventaja sin duda estaba dada por su completo equipamiento radioeléctrico, con capacidad de vuelo todo tiempo asi como la posibilidad de  operar a 45000 pies. Y las variantes -5N/-5NL eran los únicos equipados con radar. Por cierto, el componente aéreo embarcado del “Minas Gerais”, carecía de aviones de ataque. Los F4U-7 de la Aeronavale francesa, estuvieron en servicio hasta 1964. Los Corsarios de la Aviacion Naval fueron utilizados por pocos años en comparación con los A-4Q Skyhawk y Super Etendard, sin  embargo fueron claves en el desarrollo de la aviación embarcada  de ataque de la Armada Argentina.


VOUGHT F4U-5,-5N &-5NL CORSAIR

Autor JORGE F. NUÑEZ PADIN                                                                                Serie Aeronaval #38
El F4U-5 Corsair, una versión mejorada del F4U-4, con la incorporación de la última tecnología del momento, fue el último caza a hélice construido para la US Navy. Al momento de su incorporación a la Aviación Naval, aunque habían servido en la guerra de Corea, todos tenían pocos años de uso y casi la mitad había sido recorrida a nuevo. De aspecto antiguo, el Corsair superaba en muchos aspectos la performance de los cazas que volaban en la región: reactores DH Vampire, Lockheed F-80 y Gloster Meteor. La mayor ventaja sin duda estaba dada por su capacidad de vuelo todo tiempo y  de  operar a 45000 pies. Y las variantes F4U-5N/-5NL eran los únicos equipados con radar. Por cierto, la Aeronavale francesa, utilizó sus F4U-7 hasta 1964.

 

Los Corsarios de la Aviación Naval fueron utilizados por pocos años en comparación con los A-4Q Skyhawk y Súper Etendard, sin embargo fueron claves en el desarrollo de la aviación embarcada  de ataque de la Armada Argentina. Este nuevo lanzamiento presenta material sobre el F4U Corsair, así como la historia de la 2° Escuadrilla de Ataque, creada a partir de la Escuadrilla de Combate.

 

Formato: apaisado de 270 x 195 mm, 54 paginas

Papel: ilustración de 115 y 170 grs, con laca UV.

Imágenes:+100

Ilustrador: Marcelo Morard



2 comentarios:

Veronica Bike dijo...

QUE COSTO TIENE Y DONDE SE PUEDE CONSEGUIR EN BAHIA BLANCA?

Unknown dijo...

Veronica,en Bahia se puede conseguir en las librerias del centro