domingo, 17 de agosto de 2008

visitamos Neuquén


Aprovechando un viaje familiar a mis pagos de origen, el sábado 16 de agosto me hice una escapada al Aeroclub Neuquén, para charlar con amigos y fotografiar un poco el material aéreo. No había actividad en ese momento, pues el clima no era el mejor, pero mas temprano ese día se había tomado examen a nuevos pilotos, con el Tomahawk amarillo. Así y todo, con los aviones en tierra, pasamos un buen rato.


los dos Tomahawk del Aeroclub estaban en el hangar





un clásico de los cielos: Luscombe 8E

Un poco mas allá, en el Club de Planeadores, por desgracia también sin actividad, encontramos todas las máquinas hangaradas, a la espera de que cesara el viento. La institución, que hace pocos días cumplió un nuevo aniversario, viene creciendo de forma continua y ya tiene 5 planeadores propios y uno particular, mas el AeroBoero de remolque (LV-JMG).


AeroBoero 180-RVR, remolcador


última adquisición del club, un Ka.6E modelo 1969




vieja torre y terminal, ahora en desuso

Junto a las viejas instalaciones del aeropuerto, ya abandonadas, la sorpresa fue encontrarme con una carlinga de un bombardero Canberra T Mk.64, tirada en un rincón, juntando tierra. Según rezaba una placa en el plexiglass, se sabe que es de industria nacional, fabricada en 1982. Por mas que se buscó, no se pudo encontrar al resto del avión.



Ajenos a estas instituciones, se pudieron ver algunas máquinas mas o menos interesantes. En el sector de Aerotalleres, y a pesar de ser sábado se podían ver dos aviones estacionados!! Un Beech King Air (LV-WRM) ex Alas del Sur que lleva abandonado al menos media docena de años y cada vez tiene tiene menos piezas, y un vistoso Piper Navajo, el LV-WJD adornado con una especie de guarda indígena. Alguna vez supo pertenecer al Aeroclub Gral. Roca, pero desconozco su dueño actual.


Beechcraft King Air B90, ex Alas del Sur



un indígena con "conflicto de personalidad"



La perlita, al menos para los amantes de los clásicos, es el DH Dove (ex LV-XZX) que se encuentra allí casi se podría decir desde siempre. Pintado de amarillo ocre, este Dove en particular formó parte de la Policía Federal y luego de la Prefectura General Marítima (años 50's); y aunque abandonado desde la década del 70, está en buen estado de conservación, salvo algunos faltantes.







texto y fotos: Fernando R. Jara

2 comentarios:

Gustavo Lepez dijo...

Excelente Fernando, muy bueno el material y que buenos momentos entonces los transcurridos en Neuquen!!!

Linea ALA dijo...

que rapidez, Gustavo!!!
gracias y saludos